Hace poco tiempo tomé la decisión de cambiar mi look y ante las pocas variables disponibles decidí dejarme la patilla estilo los 70’s. Al poco tiempo descubrí que estaba haciendo algo muy llamativo… quizá el hecho de que pocos en la actualidad usaran la patilla de dicha manera. Los primeros signos los noté cuando hablaba cara a cara con alguna persona, ya que descubría a mi interlocutor desviando la vista a mis mejillas.

Publicado en Nuestras Ideas